martes, 27 de junio de 2017

DOS POEMAS DE "LA IMPEDIMENTA", DE ALBERTO CHESSA

LA IMPEDIMENTA 
de ALBERTO CHESSA





NATURALEZA VIVA


A María Fenollar


Abrí los ojos. Una familia nos miraba.
A mí y a todo el resto de figuras.
Vi que formaba parte de un belén.
Parecían felices, satisfechos de su obra.
Sabemos que un belén es un trasunto
De eso que somos, de nosotros mismos,
Y es por ello que armarlo es cosa seria.
La familia (papá, mamá y las niñas)
Brujuleaba con la vista el marco
Y comentaba no sé qué en voz baja
Con palabras que rezumaban muérdago.
¿Temen importunarnos? —malicié—.
¿O es que andan renovando su secreto?
No conseguí saber quién era yo,
Qué figura

lunes, 19 de junio de 2017

NUNCA ME HE SENTIDO MEJOR



¿Quién cojones sigue tomando las aguas en el siglo XXI?
Miembro de la Junta




A mis compañeros de la Junta*:

Un hombre no puede obviar la verdad. No puede regresar voluntariamente a las tinieblas o quedarse ciego una vez que tiene vista, como tampoco puede volver a nacer. Somos la única especie con capacidad de introspección. La única especie con la toxina de la desconfianza en uno mismo impresa en nuestro código genético Cada uno de nosotros, con sus dones, edificamos, compramos, consumimos, nos engañamos con la ilusión del éxito material. Engañamos y trampeamos mientras escalamos hasta la cima de lo que definimos como el triunfo. La superioridad frente  a otros seres humanos.

lunes, 12 de junio de 2017

"Qué bien se está cuando se está bien"


¿Has oído las noticias? Los rusos van a cristianizarse y los americanos van a ser todos negros y comunistas. Millones de personas se han matado para nada, hijo. Todo patas arriba. En la guerra europea murieron cincuenta millones de personas. ¿Te das cuenta de lo que es eso? Qué locura. Nadie se pone de acuerdo... Y sin cambios no hay vida. Pero los cambios traen desastres, desorganización y caos. ¿Has viajado mucho? [...] Tienes que viajar para darte cuenta de lo que es la vida. Aquí nos creemos el ombligo del mundo, y no es que por ahí se viva mejor -que a lo mejor se vive peor-, pero en todas partes cuecen habas...*




*El abuelo en Pajarico


martes, 6 de junio de 2017

SIMPLEMENTE QUE CANTEN LAS SIRENAS





NADIE


He oído a las sirenas cantándose una a otra.
No creo que canten por mí.
T. S. Eliot


Navego atado a un mástil,
no porque haya islas esperándome,
ni magas,
ni monstruos solitarios.

Estoy atado a un mástil
porque necesito, para salvar el mundo,
que canten las sirenas.



Waldo Leyva

Breve antología del tiempo 
(Cuadernos del Vigía, 2008)

*Gracias a CC por ese finde madrileño de sol y risas.



jueves, 25 de mayo de 2017

TAMBIÉN SE ECHA DE MENOS A LOS PERROS



Perro de poeta

A Sirio, que acompañó a Vicente Aleixandre

A ti, que acariciaste
el destello infinito del traje humano cuando
dentro de él bulle el poema.
A ti, de rumboso bautizo,
que con azul saliva y lengua zalamera
lamiste frescos pulsos trémulos de altas bridas,
unas manos creadoras, con mimo de sal siempre,
ahora que recuerdo
años de amistad limpia
te silbo. ¿Me conoces?
Fue hace seis años, cuando
mi cadena era de aire, como la que tu amo
te puso en el jardín. Os mirabais, pisabais
tú su región inmensa y sin murallas,
él tu reino sin huellas.
¿Quién era el servidor? ¿Quién era el amo?
Nadie lo sabrá nunca
pero el ver las miradas era alegre.
Un buen día, atizado por todas las golondrinas del mundo
hasta ponerlo al rojo,
callaste para aullar eterno aullido.
No ladraste a los niños ni a los pobres
sino a los malos poetas, cuyo tufo
olías desde lejos, fino rastreador.
Quizá fueron sus hijos
quienes en esa hora de juerga ruin, colgaron
de tu rabo,
de tu hondo corazón asustadizo
la ruidosa hojalata cruel e impresa
de sus vendidos padres. Fue lo mismo.
Callaste. Pero ahora
vuelvo a jugar contigo desde esta sucia niebla
con la que el aire limpio de nuestro Guadarrama
haría un sol de julio, junto con tus amigos,
viendo sobre tu lomo la mano leal, curtida,
y te silbo, y te hablo, y acaricio
tu pura casta, tu ofrecida vida
ya para siempre, Sirio,
buen amigo del hombre
compañero del poeta, estrella que allá brillas
con encendidas fauces
en las que hoy meto al fin, sin miedo, entera,
esta mano mordida por tu recuerdo hermoso.

Claudio Rodríguez



En el segundo cumpleaños de Kika II y recordando los dos perros que nos dejaron en 2015.

sábado, 20 de mayo de 2017

EL HUMO DE LOS VERSOS de Ramón Bascuñana







EL HUMO DE LOS VERSOS

Ramón Bascuñana








No es raro que Ramón Bascuñana se haga con un premio; cualquiera que consulte su biografía por internet verá que avalan su obra (o lo que quiera que signifiquen los premios) numerosas menciones y demás galardones. Pero además de eso, la crítica -salvo que me diga lo contrario Ramón- siempre ha sido generosa con su obra. ¿Por qué digo esto? Porque este poemario, aunque le haya valido en 2015 el Premio Ernestina de Champourcin, no tiene peor reputación entre aquellos que lo han leído o escrito sobre él. Pueden echar un vistazo a las varias reseñas y comentarios que uno encuentra en la red para darse cuenta de que EL HUMO DE LOS VERSOS ha sido bien recibido entre los lectores de Bascuñana.

miércoles, 17 de mayo de 2017

ERA BERLÍN (por Pablo Cerezal)


Era Berlín*

10 de enero de 2016.

Bowie se ha ido, y tú has cerrado la puerta de esta vivienda en que se desvestía, cada noche, nuestro amor. Entre ambos habéis inaugurado el año más triste de mi vida. Me he entregado a una escucha compulsiva de Heroes, y la casa ha naufragado en azul. No sé si lloro por ti, por Bowie, o por aquel día que fuimos héroes, en Berlín, hace ya años.

¿Recuerdas?